Calle 66 No 12-04 Tel:606-0705 Telefax:751-7948 servicliente@graficasbacata.com.co

email email
logotype
image1 image2 image3

HISTORIA DE CHAPINERO

Hasta el año de 1885 Chapinero era un pequeño caserío que contaba apenas con unas 10 casas de teja, pertenecientes a familias acomodadas de Santa Fe. Ese mismo año se adoptó el nombre de Chapinero mediante acuerdo del 17 de diciembre, por la notoriedad que había alcanzado en el villorrio Don Antón Hero Cepeda, personaje proveniente de Cádiz (España), quien se había casado con la hija de un adinerado cacique y se dedicaba a la elaboración de suecos o chapines (especie de calzado de madera y correas que se ataban al pie) que servían no solo para corregir algún defecto de los pies, sino también para protegerlos de la humedad y del barro. Este calzado empezó a tener gran acogida entre las damas de la sociedad y por la numerosa clientela que visitaba al gaditano, al igual que al fabricante de zapatos se le ha llamado "zapatero" a Don Antón por confeccionar chapines se le apodó "chapinero"; La popularidad de la prenda y su realizador bautizaron el sector.

La iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, de estilo gótico morisco, fue mandada a construir por el Arzobispo Arbelaez en 1875, en vista del progreso que se vivía en el sector. En 1917, después de una serie de temblores que cambiaron la faz de chapinero, y que dieron paso a la predicción del padre Margallo: Cuando termine de construir la torre central, la iglesia se derrumbará. Por que durante los temblores se cayeron las torres laterales. en 1947 otro terremoto sacudió el templo en plena misa, el cielo raso se vino abajo y las torres se derrumbaron. Desde el año de 1885 para acá, han sido numerosos los cambios sufridos en ese pequeño poblado dividido entonces en unas pocas fincas, en las cuales sus ricos propietarios habían construido amplias casonas donde pasar sus temporadas veraniegas.

La actual Carrera Séptima reemplazó el antiguo camino a Tunja, y comenzaron a circular grandes coches tirados por caballos que prestaban el servicio a los pasajeros de la época. Gradualmente una hermosa alameda dio paso a la Carrera Trece de hoy y al inicio de la circulación en tranvía (elemento que ayudó a consolidar el carácter de la Localidad como zona de paso obligado o corredor vial), en ese entonces conformado por pequeños vagones que rodaban sobre rieles y ruedas de madera, jalonados por dos mulas y, un poco más hacia el occidente, se abrió la actual Avenida Caracas por donde se tendió la línea del ferrocarril que llegaba por el sur hasta Bogotá y por el norte hasta Boyacá; la estación estaba ubicada en la Calle 63. En otras palabras, surgieron las calles que permitieron la conexión con el centro de la ciudad. En 1920 se inauguró la Avenida Chile, convertida hoy en sede de las principales instituciones financieras del país. Con el inicio del siglo XX, se encendieron las primeras bombillas eléctricas, lo que impulsó el desarrollo comercial de la zona. Los primeros asentamientos populares tienen lugar en la zona nororiental de los cerros durante la primera década de este siglo, cuando familias campesinas emigraron a la ciudad en busca de mejores condiciones de vida y se emplearon en las fábricas de ladrillos (chircales) y en la industria de la construcción. A éstas se les unió otro importante grupo migratorio que, entre los años 1945 y 1950,huía del campo por el violento enfrentamiento de los partidos políticos tradicionales. Cuando se cierran las ladrilleras, sus dueños entregan esos terrenos a las familias que allí trabajaban como pago para que construyeran sus viviendas.

En Chapinero han vivido personajes como Alberto Lleras, Eduardo Santos, Agustín Nieto Caballero, Carlos Lleras Restrepo, Gabriel Cano, Misael Pastrana y Julio Cesar Turbay, entre otros. En 1974 se fundó Gráficas Bacatá, ubicada en la calle 66 No. 12 - 04, dándole mayor impulso al comercio y progreso de la localidad.

En cuanto a los acuerdos que dan nacimiento a las alcaldías locales se destacan los siguientes: el Acuerdo 26 de 1972 crea dieciseis Alcaldías Menores del Distrito Especial de Bogotá, pasando Chapinero a integrar con otros barrios circunvecinos la Alcaldía Menor de Chapinero, administrada por el Alcalde Menor correspondiéndole como nomenclatura el número 2, con límites determinados, y siendo ratificada mediante el Acuerdo 8 de 1977. Posteriormente, la Constitución de 1991 le dio a Bogotá el carácter de Distrito Capital; en 1992 la Ley 1ª reglamentó las funciones de las Juntas Administradoras Locales, de los Fondos de Desarrollo y de los Alcaldes menores, y determinó  la asignación presupuestal de las localidades.

Por medio de los acuerdos 2 y 6 de 1992, el Concejo Distrital, definió el número, la jurisdicción y las competencias de las JAL. Bajo esta normativa, se constituyó la localidad de Chapinero, conservando sus límites y nomenclatura, administrada por el Alcalde menor y la Junta Administradora Local, con un total de 7 ediles. Finalmente, el Decreto - Ley 1421 determina el régimen político, administrativo y fiscal bajo el cual operan hasta hoy las localidades del distrito